Las mejores masilla para nivelar paredes

Una masilla es un tipo de compuesto químico que tiene una consistencia similar a la pasta y puede moldearse o presionarse en forma. Hay muchos tipos diferentes de putties, que varían según sus propiedades, pero las más comunes están hechas de compuestos metálicos, como plomo, cobre y zinc. La palabra "masilla" se deriva de la palabra francesa para "yeso", que es "plâtre".

El uso de varios tipos de masilla se ha visto desde los principios de la historia registrada. Hay evidencias arqueológicas para su uso en mesopotamia que se remontan a 4000 a. C. La mayoría de los objetos encontrados son de forma cilíndrica y se hacen de arcilla y otras sustancias naturales. Cuando los materiales de masilla están expuestos al agua, se vuelven altamente adhesivos para ellos mismos y otros materiales. Aunque la masilla se usa típicamente en la construcción, también se usa para hacer nuevos tipos de pinturas, así como para fundir artículos nuevos de metales, como latón o aluminio.

En la construcción, la masilla se usa típicamente para llenar los orificios y los vacíos entre piedras grandes, como ladrillos o losas de piedra. Puede moldearse en cualquier forma o tamaño necesaria para una aplicación en particular sin perder su capacidad para mantenerse juntos. Cuando se usa como un material para llenar los huecos entre las piedras grandes, es útil evitar que Moister ingrese a la articulación, así como la hidratación. La masilla está diseñada para aplicaciones en las que la humedad no tiene acceso a su superficie. Cuando se expone a la humedad, la masilla se vuelve pegajosa y se vuelve más estrecha y más fuerte con cada exposición de humedad. Además, mantiene la humedad que se escape a través de sus poros, tiene propiedades mínimas de expansión térmica y no se encogerá ni se degradará con temperaturas de calor o congelación. Esta última característica puede ser útil cuando se construyen estructuras en climas más frías donde el aislamiento adicional puede no ser factible debido a las bajas temperaturas. Una característica importante de la putty es su relativa facilidad en la aplicación, así como la fuerza de la articulación que crea. La masilla se forma fácilmente y puede moldearse en una variedad de formas y tamaños. Una vez aplicado, el compuesto sostiene una gran resistencia durante un período de tiempo relativamente corto. Por lo general, las putties se colocan a baja temperatura y tienen un RH relativamente bajo. Las putties utilizadas para fines de construcción se aplican con un adhesivo que se une a la superficie que eventualmente tocarán. En el envío y almacenamiento, algunas putties estructurales vienen con o sin recubrimientos básicos para evitar la corrosión de acero o hierro. Las putties se utilizan en la construcción de muchas estructuras, como pilones, puentes y presas. El uso de putties en la construcción de edificios es común para estructuras concretas que están expuestas al agua y la humedad. Las putties se usan a menudo para rellenar los agujeros entre piedras grandes para evitar que la humedad penetra en las articulaciones entre las piedras o para sellar las fugas. Las putties también se pueden usar como relleno en su lugar donde hay un espacio entre dos materiales. Una serie de tuberías puede ser vulcanizada a una estructura vertical utilizando este proceso. En general, cada tipo de masilla tiene su aplicación y utiliza para diferentes estructuras y aplicaciones.